Fuera de las discusión apps nativas vs aplicaciones web, es evidente que el hecho de disponer de visibilidad en las tiendas de aplicaciones oficiales –la App Store o Google Play– es en muchos casos, una ventaja competitiva.

Recientemente escribía una entrada recomendando frameworks que nos permitían, usando tecnologías conocidas por los desarrolladores web (HTML, CSS y Javascript), crear aplicaciones nativas para distintas plataformas, especialmente pensando en dispositivos iOS y Android.

Pero, ¿podemos dar una paso más? ¿Está la creación de aplicaciones nativas en la mano de quien no tiene conocimiento alguno de programación? He echado un vistazo a un par de opciones, de las muchas que existen en el mercado, para saber si es posible.

Goodbarber.com una increíble opción para crear apps nativas sin programar una sola línea de código

Para escribir este post realicé algunas pruebas, es cierto que no dediqué demasiado tiempo a cada una de ellas. Mi opinión es la siguiente: si me resulta más complicado entender una interfaz que tirar un par de líneas de javascript es que no estoy ante una buena opción. Pero me encontré con goodbarber.com.

Para empezar, creo que sus funcionalidades están basadas en dar soporte a un sitio de contenidos. Es decir, publicación de texto, vídeo, audio, conexión con redes sociales, etc.

Los procesos para construir nuestra aplicación están divididos en 4 pasos: contenido, diseño, compilación, test y, por último, el envío a la tienda de aplicaciones.

Configurar el contenido de nuestra app nativa iOS, Android y HTML5

Herramienta para la creación de aplicaciones nativas

En esta fase configuramos las fuentes de contenido de nuestra aplicación. Estos puedes ser:

  • Artículos: Podemos configurar de manera realmente sencilla una fuente RSS, un blog de WordPress -tuve problemas con él y no conseguí configurarlo pero lo solucioné con la fuente RSS–, Typepad o su CMS personal.
  • Vídeos: Nuestro canal de Youtube, Vimeo, Daylimotion, etc.
  • Fotos: FLikr, Picassa, Instagram, etc.
  • Redes sociales: Los timeline de nuestras redes sociales como Facebook, Twitter, etc.
  • Audio: Souncloud,

En este punto la verdad es que te quedas sorprendido de la facilidad con la que puedes construir una aplicación basada en contenido. La interfaz y la configuración es tan sencilla que en un par de minutos ves cómo se construye tu app poco a poco. Para ello ayuda muchísimo un simulador que permanece constantemente a la derecha del panel de configuración y en el que vas viendo constantemente la evolución de tu aplicación.

Añadir servicios a nuestra app nativa sin programar

La segunda sorpresa que te llevas es cuando ves, en la sección contenido, una serie de servicios más o menos sofisticados y que puedes añadir a tu aplicación sin esfuerzo.

  • Favoritos: Tus contenido puede ser marcado como favorito y ser guardado en la aplicación con solo configurar dicha opción.
  • Enviar: Los usuarios de la aplicación pueden enviar todo tipo de contenido a un correo electrónico de tu elección desde la propia aplicación.
  • Personal: Una página estática que se configura automáticamente en la que los usuarios pueden seguir tu cuenta de Twitter, hacerse fan de tu página o puntuar tu aplicación en la App Store.

Configurar ciertos servicios de la aplicación

Hay algunos servicios que requieren una cierta configuración –nada compleja– pero que pueden resultar algo farragosos para quien no está acostumbrado. Si queremos que los usuarios de la aplicación puedan compartir nuestro contenido en sus redes sociales hemos de darnos de alta como desarrolladores en los distintos servicios, Facebook o Twitter, por ejemplo, y obtener una serie de claves que nos permitan añadir dicha funcionalidad.

Crear el diseño de nuestra aplicación

Diseñar una aplicación nativa para iPhone y Android

La cantidad de plantillas que nos ofrece la herramienta es más que suficiente, eso sí, hemos de recordar que fundamentalmente basadas en mostrar contenido. Pero lo que más impresiona es la cantidad de opciones y la sencillez de configuración que ofrece la aplicación. Existen múltiples opciones y sin duda, nos van a permitir dotar de un aspecto totalmente personal y conseguir que nuestra aplicación no parezca un clon que proviene de una plantilla realizada por defecto.

  • Colores
  • Tipografías
  • Funcionamiento de la interfaz
  • Iconos
  • Fondo
  • Maquetación
  • etc…

Otras opciones para nuestra app nativa: Conéctala con Google Analytics o añade publicidad a tu aplicación

Una de las opciones añadidas que me ha llamado la atención es la facilidad con la que podemos medir el funcionamiento de nuestra aplicación con una herramienta tan extendida –y gratuita– como Google Analytics. Añade un UA (código identificador) y listo. Además, nos permite obtener el rendimiento de nuestra aplicación integrando soluciones publicitarias de distintos proveedores, pudiendo configurar incluso el módulo publicitario a presentar. Realmente espectacular.

Probar nuestra aplicación en iOS, Android y HTML5

Aquí viene, tal vez, el paso más farragoso. Para probar nuestra aplicación directamente en un dispositivo iOS o Android hemos de pasar el proceso de darnos de alta como desarrolladores. En Android simplemente hemos de cumplimentar dicho proceso pero para iOS, además, tendremos de hacer un desembolso económico ($99 / año). Tras realizar dicho proceso, configuraremos nuestras cuenta en goodbarber.com para poder enviar la aplicación a nuestros dispositivos (ojo, no a la tienda de aplicaciones, sino a nuestros dispositivos como una instalación privada de prueba).

Esto se realiza a través de la aplicación goodbarber disponible tanto en la App Store como en Google Play. La aplicación nos permite además de visualizar nuestra aplicación nativa en el dispositivo, gestionar ciertos aspectos de la aplicación así como sus estadísticas de uso, descarga, etc.

Si para realizar una prueba fuese suficiente con una versión en HTML5, podemos visualizarla a través de la aplicación sin necesidad de darnos de alta como desarrolladores en la App Store o Google Play.

Publicar nuestra aplicación en la App Store y en Google Play

En este caso tenemos dos opciones. Hacerlos nosotros mismos, siguiendo un itinerario guiado por la herramienta o dejar ese trabajo a los profesionales de goodbarber y ahorrarnos la tarea. En este caso, tendremos que abonar $50 por el trámite.

Conclusión final

Pros

Después de probar distintas opciones, estoy sorprendido por el gran trabajo hecho por los desarrolladores de goodbarber.com. Facilidad de uso, gran cantidad de opciones de configuración, excelente nivel de conexión a fuentes de contenido y demás servicios como sistemas de analítica o proveedores publicitarios. Realmente un trabajo excelente y que puede cubrir las expectativas de un amplio número de usuarios que quieren tener una aplicación nativa disponible en la App Store o en Google Play.

Contras

Si quieres realizar una aplicación que no esté basada en la presentación de contenido, ya sea texto, audio, vídeo, imágenes, etc., goodbarber.com no cubrirá tus expectativas -eso sí, ofrecen diseño personalizado a quién lo solicite–. El precio, que no es nada exagerado, usa una modalidad que muchos pueden considerar un tanto rígida. El pago es desde 16$ mensuales (con funciones limitadas) mientras tengamos nuestra aplicación disponible. Personalmente, preferiría un pago fijo –aunque superior– y no atarme a un pago mensual ligado a la vida útil de mi aplicación.

En definitiva, la mejor opción que he visto para desarrollar una aplicación nativa para iOS y Android. No cabe duda que de que goodbarber seguirá creciendo y añadiendo posibilidades a una herramienta, ya de por sí, lo suficientemente potente como crear aplicaciones realmente buenas sin programar y en muy poco tiempo.